EL SHAG

Justo como lo llevaba Jane Fonda en los setenta, de inspiración masculina y con todo el rollazo del mundo. Las capas se van cortando de manera progresiva, empezando por las más cortas en la zona alta hasta llegar a la parte del cuello, donde se alcanza la longitud más larga. 

 

CON CAPAS SUTILES

Y tan sutiles, casi imperceptibles y muy finas. Es el más adecuado para cabellos ondulados y rizados que quieren aportar una pizca de volumen sin que el cabello se descontrole. 

 

EL ETERNO PIXIE

En este caso hablamos de chicas con el pelo muy liso y con poca cantidad. De este modo, no será necesario peinarlo demasiado, aunque se puede lucir con efecto mojado y con algunos mechones a modo de flequillo cayendo sobre la frente si lo que se busca es acortar el rostro. 

 

EL PAGEBOY O CORTE DE PAJE

Aunque en los cincuenta encontramos ejemplos, fue en los setenta cuando alcanzó su fama. Este corte redondeado que parte desde el flequillo y la desfilando el cabello en torno al rostro, es ideal apto tanto para cabellos lisos como rizados, siempre y cuando deseen aportar volumen en la zona inferior y dulcificar los rasgos. 

 

 

LONG BOB CON FLEQUILLO DESESTRUCTURADO

Si quieres ganar volumen, pero a la vez te apetece llevar flequillo, decántate por un bob largo, sin capas, y por un flequillo poco poblado. No dejes que éste baje más allá de las cejas, pues de esta manera subirá más y te aportará más sensación de cantidad. La clave está en peinarlo sin encorsetamientos, buscando un efecto natural. 

 

 

CARRÉ PLONGEANT

Partimos de un largo long bob para realizar este corte que se va inclinando desde la parte posterior, más corta, hasta la frontal, más larga. Ganamos así volumen en la parte de detrás y llenamos la melena de movimiento. Está indicado tanto para cabellos rizados, como lisos y ondulados. 

 

BOB DESFILADO

Se lo puede permitir cualquier tipo de cabello, ya que el desfilado en la zona delantera da movimiento pero no deja que el volumen se exceda. Y lo mejor es que favorece a todas.

 

 

Minibob con capas

El mejor para chicas con cabello ondulado, pues su largo por la mandíbula estiliza el cuello al máximo y propicia la formación de la onda.